Crisis global gastronómica – COVID19 y el escenario paraguayo

La emergencia sanitaria a nivel global por el COVID-19 esta golpeando muy pero muy fuerte al sector gastronómico. Las acertadas medidas de prevención que están tomando los gobiernos a nivel global en general y en Paraguay en particular hacen que sea muy difícil la subsistencia de los locales que se dedican a la hotelería, restauración y eventos.

En España se calcula que podrían cerrar 300.000 establecimientos y se habla de más de 600.000 en toda Europa. Los ingresos provenientes del turismo son nulos pues las fronteras están cerradas en casi todas partes.

Pero eso es a nivel global, vamos a nuestra realidad acá en Paraguay. La soga se suelta en lugar más débil, los primeros que pagan los platos rotos son los mozos. Un amigo maitre de un famoso convention center en Asunción tiene me comento de manera informal que tiene más de 30 personas fijas paradas sin posibilidad de trabajar en su rubro. El mozo de eventos vive al día y estos desde el día 1 de la crisis están parados. Conversando a nivel personal con otros maitres que conozco me cuentan que los personales extras ya están cortados y los pocos mozos que quedan están haciendo cualquier cosa menos su trabajo pues las salas están generalmente vacías.

Los pocos locales formales que venden según me comentan algunos conocidos del rubro, están operando con una caída en ventas de entre 70% y 90%. Estos ingresos son insuficientes para pagar la enorme cantidad de gastos fijos que conlleva un local gastronómico. Alquiler, salarios, servicios públicos, pago a proveedores etc. Como medida de protección el Grupo5, propietario de varios locales, confirmo en un comunicado la cancelación temporal de los contratos laborales de sus empleados, medida que según el Ministerio de Trabajo está prohibida (realmente no se como termina eso)

Ante este escenario impensable hasta hace semanas, las opciones son poco alentadoras. Los integrantes de la ARPY (Asociación de Restaurantes del Paraguay) piden al gobierno que tome una cantidad de medidas como exoneraciones en el pago de impuestos, exoneraciones en los pagos de servicios públicos, préstamos para cubrir gastos fijos en los meses de marzo y abril entre otros varios.

Qué medidas se pueden tomar los restaurantes mientras llega la esperada respuesta del gobierno?

  • Reducción de cartas y elaboración de un “menú de crisis”.
  • Ofertas al costo de manera a salir de inventarios de perecederos.
  • Aprovechar la oferta de plataformas digitales como Monchis o Pedidos Ya para el servicio de delivery mientras el servicio sea alternativa (en USA varias empresas suspendieron el servicio tradicional para hacer uno “hasta la puerta” previo pago electrónico)
  • Convenios con MUV, Taxis o UBER para el envío de comidas (estos trabajadores también están en crisis)
  • Invertir en comedores sociales en vez de mermar productos perecibles.

Sea cual sea las medidas que se tomen, esperemos que la crisis no se extienda demasiado y que el gobierno responda algunos de los validos reclamos de estos trabajadores.

Fuerza!